LA TRIBU YAQUI EN DEFENSA PERMANENTE

DE SU TERRITORIO, AGUA Y CULTURA.

25 de mayo de 2013

 

“Nosotros estamos dispuestos a dar la pelea hasta lo último para poder seguir sobreviviendo en esa parte del mundo en que, según nuestros ancestros, fuimos elegidos y señalados para cuidar esa parte del mundo que está en Territorio Yaqui”

 

En reunión con algunos medios de comunicación convocados por representantes de usuarios y productores del Valle del Yaqui, Mario Luna y Tomas Rojo, voceros de la Autoridad Tradicional del Pueblo de Vícam, Primera cabecera de los Ocho Pueblos Yaquis, manifestaron la problemática en la que se encuentra la Tribu Yaqui respecto al despojo de aguas pretendido por Guillermo Padrés, gobernador de Sonora.

 

Despojo que ha rechazado en múltiples ocasiones a lo largo de tres años, ya sea por medio de comunicados, marchas, plantones en la carretera y foros de discusión, así como en los medios de comunicación nacional y alternativos interesados en la problemática social emanada de la construcción del Acueducto Independencia. Precisamente, el desvió de las aguas del Río Yaqui a la Ciudad de Hermosillo es el objeto que sostiene el pacto firmado entre la Tribu Yaqui y los productores agrícolas del Valle del Yaqui conformando un bloque opositor al gobierno del Estado de Sonora al sur de dicha entidad.

 

Si bien, la alianza tiene una misma finalidad, los caminos para lograrla convergen o divergen según el contexto derivado de la participación política, social y cultural manifestada por la Tribu Yaqui a partir de su organización tradicional como Pueblo Indígena, la cual en conjunto con los abogados asesorados del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), ha demostrado la razón en sus derechos jurídicos que protege del derecho mexicano e internacional.

 

En correspondencia a ello, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha ratificado el amparo ganado por la Tribu Yaqui que deja sin efecto la autorización del Manifiesto de Impacto Ambiental por la construcción del Acueducto Independencia. La resolución del máximo tribunal en México votada unánimemente el 8 de mayo del presente año en sesión de la primera sala representa una victoria más para el pueblo yaqui y para todos los pueblos indígenas del país que resisten contra proyectos de despojo y exterminio, significa retomar el Derecho a la Consulta previa e informada para tomar las decisiones pertinentes al desarrollo de los pueblos indígenas, de la misma forma, ponen énfasis en aquello que los pueblos nunca han dejado de exigir, su derecho a la autonomía y libre determinación.

 

A dos semanas del fallo de la SCJN, presentamos las palabras de los voceros de la Tribu Yaqui.

 

 

TOMAS ROJO

Asesor técnico de la Tribu Yaqui e integrante del Consejo de Ancianos o Pueblos Basarios.

 

“Es muy importante para nosotros nos otorguen voz y máxime cuando en el noroeste del país tenemos cierta marginación a nivel nacional. En este lapso de los tres años de lucha que tenemos en la defensa de la cuenca del rio yaqui, este último año hemos tenido una respuesta favorable.


Como referencia histórica nosotros somos de los mexicanos que habitamos este país, esté inmenso país, noble, fuerte, prospero. En el devenir histórico hemos tenido un camino muy tortuoso, desde la época de la conquista, la colonia, la etapa del porfiriato es más triste para nuestro pueblo, donde fuimos vendidos como esclavos a Yucatán, Valle Nacional y gran parte del país.

 

“En 1927 la Tribu acepta la Paz, donde se toma un camino de relación con los nuevos gobiernos y el Estado nacional, es un proceso de lucha con las instituciones y gobiernos en la etapa de Cárdenas donde se nos otorga una parte de nuestro territorio y nuestras aguas; posteriormente a eso, hemos caminado y nunca se nos han reconocido plenamente nuestros derechos plasmados en el decreto presidencial, siempre con la promesa de los gobiernos federales, estatales y los políticos en particular.

 

“No hemos logrado consolidar nuestro pueblo debidamente con los recursos naturales porque nosotros tenemos una identidad insoluble que es tierra y agua y esa ha sido la permanente lucha de nuestro pueblo Actualmente, el gobierno del estado a cargo de Guillermo Padrés pretende consumar un atraco más contra nuestro pueblo, un despojo más, el cual nosotros no estamos dispuestos a permitirlo.

 

“Aquí, se nos abre otra nueva ventana de batalla, la lucha legal, la lucha jurídica y eso para nosotros representa una novedad, desde la lucha armada con inteligencia militar de nuestro pueblo, la relación institucional en el período de Cárdenas, la nueva relación política con los gobiernos posmodernos. Ahora incursionamos en la lucha legal con los instrumentos que nos da el propio Estado mexicano, con el instrumento legal que tiene nuestro pueblo que es el decreto presidencial, así incursionamos en esta nueva etapa de lucha.

 

“Por ello, cuando Guillermo Padrés impulso la construcción del acueducto, tenemos que decirlo, nunca se le informo a la autoridad, menos se le consulto. Desde el principio, cuando ellos impulsaron el programa el Fondo de Operaciones Sonora Si, nunca se nos informo.

 

“En octubre de 2010, acudió una delegación muy numerosa a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde recibimos un recibimiento muy cálido por parte del Ministro Presidente a través de su secretario, donde la Autoridad Tradicional, donde mujeres, niños y hombres le plantearon al secretario la inquietud de la Tribu. Ahí iniciamos prácticamente el camino legal porque ya tenemos en curso una demanda de restitución de aguas pero también interpusimos un amparo contra el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que la SEMARNAT otorgo al Fondo de Operaciones Sonora Si para construcción y administración del Acueducto, del cual nosotros nunca fuimos consultados de acuerdo a como la ley indica que se debe que hacer.

 

“Los siete amparos, la demanda de restitución de aguas que nos otorga una medida cautelar sobre el vaso de la presa El Novillo donde no debe de haber una acción de hecho y de derecho que comprometa los volúmenes del agua del Novillo, y posteriormente el amparo contra el manifiesto de impacto ambiental, no los ha respetado el gobernador del Estado. Los amparos tienen que ver con la licitación, con los derechos del agua, con la construcción del acueducto y el manifiesto de impacto ambiental, los amparos tienen esa distribución.

 

“En ese sentido hemos avanzado y para nosotros fue grato se nos ratificara el amparo del Juzgado Decimo que deja sin efecto el manifiesto de impacto ambiental y una de las cosas de mayor relevancia para nosotros y todos los pueblos indígenas de México es que se aplica un protocolo de actuación para todos aquellos que imparten justicia sobre individuos, comunidades y pueblos indígenas.

 

“Esos han sido nuestros grandes logros y quisiera puntualizar que en este proceso, a raíz de la lucha y las diversas visitas de la Tribu Yaqui en la cámara de diputados y senadores también logramos tener un exhorto por la cámara de diputados y un exhorto por la cámara de senadores para que el gobernador respetara la ley, dejara de construir el Acueducto y se aplicaran las órdenes de aprehensión contra los funcionarios del Fondo de Operaciones Sonora Si, quienes había violado la ley.”

 

 

MARIO LUNA

Secretario de la Autoridad Tradicional del Pueblo de Vícam; demandante del amparo 461/2011

 

“Esta afectación que se torna evidente tanto en lo económico como lo social tiene otra afectación que muy poca atención le han prestado, que es la afectación grave, prácticamente de vida y muerte, de un pueblo milenario, un pueblo que, según los antropólogos, tiene una existencia de 2500 años en esa parte de la republica mexicana, un pueblo que tiene sus propias instituciones, tiene si lengua, su historia y tiene su propia estructura de gobierno muy bien establecido y un sistema de defensa que hasta hoy a permanecido y a salido victorioso.

 

“En ese sentido, la autoridad tradicional ha emprendido una lucha legal pero también está preparando a sus tropas para reforzar la defensa que se está llevando a cabo, debido a que esta defensa no es solo de carácter económico, la afectación es cultural. Si partimos de que la tribu Yaqui confiere su existencia misma en la relación tierra-agua, donde la conjunción de estos elementos de vida, forman lo que es el yoeme, que es el ser humano que somos nosotros, no podemos concebir un desarrollo armónico del pueblo yaqui con la naturaleza misma, con la tierra misma, sin agua.

 

“El que nos despojen del agua ya está teniendo afectaciones muy fuertes en el sentido cultural y grandes afectaciones a la salud. Tenemos manifestaciones culturales basadas en el río yaqui, inclusive el sincretismo que se llevo con la colonización, con la evangelización que se promovió en las comunidades yaquis pues tenemos manifestaciones culturales donde se representa, por ejemplo, la fiesta de san Juan el 24 de julio y que hay una situación muy crítica porque el río Yaqui está totalmente seco y dentro del vado del río se va a hacer una manifestación cultural que es la representación de cuando Cristo es bautizado por San Juan Bautista, pero el río yaqui no tiene agua, entonces vamos a trasladar agua por conducción artificial por 2 km para poder, en una zanja que se está haciendo dentro del río, meter esa agua y representar ese simbolismo que da vida a la cultura yaqui.

 

“Ese nada más es un ejemplo, pero también la creencia de nosotros que dentro del río habitan nuestros ancestros, eso es un golpe existencial que se le está dando al pueblo yaqui, a lo mejor en lo individual podemos buscarle, ya que no tenemos agua en el río y la disposición es cada vez más escaza, tal vez podríamos emigrar, pero no es la concepción de vida del pueblo yaqui, tendremos que buscar la vida a las ciudades a donde se quieren llevar el agua. Por otro lado, hay una afectación muy seria, que es precisamente lo que motivo a la Tribu Yaqui solicitar el amparo a la justicia federal por la afectación directa al entorno ecológico.

 

“Hay 24 mil hectáreas de tierras de cultivo, que en las misiones jesuitas fueron las que lograron que se colonizara toda la California, la producción de esas 24 mil hectáreas que hoy están totalmente ensalitradas son las que financiaron las expediciones a la California por parte de las misiones jesuitas, hoy están totalmente ensalitradas por la falta de recarga de los mantos freáticos.

 

“La falta de agua ha provocado que la intrusión salida haya ganado terreno adentro y la porosidad ha provocado que la salinidad brote, echando a perder 24 mil hectáreas que hoy están ensalitradas, pero que también están provocando un problema de salud muy fuerte.

 

“Están haciendo estudios y se están detectando residuos de arsénico en el agua que nosotros consumimos. Ningún pueblo de la Tribu Yaqui tiene agua potable, tenemos agua entubada que así como sale de los pozos llega a los hogares de la Tribu Yaqui, estos materiales que se han ido detectando son totalmente mortales para nosotros, hay alta incidencia en enfermedades hepáticas, de piel y cáncer. Todo esto ha sido ocultado en las cifras oficiales de la secretaria de salud pero es ampliamente conocido, a nosotros como autoridades tradicionales nos llega la gente con estos males y tenemos que buscar la solución y el apoyo en las diferentes instituciones.

 

“Cuando nosotros metemos el amparo, argumentamos todas esas cosas pero también argumentamos el desprecio al que somos objeto todavía, nosotros vemos en la historia oficial como la corona española decía si teníamos conciencia o no teníamos, que si teníamos alma o no. Pues esta situación es igual, cuando nosotros solicitamos el amparo de la justicia federal, lo primero que argumenta el ministerio publico de la federación en representación del presidente de la república, CONAGUA y el gobierno del Estado, argumentan que no tenemos personalidad jurídica, que no existimos jurídicamente y por lo tanto no podemos demandar, nos dejan en indefensión jurídica fatal.

 

“En los hechos estamos totalmente en la época de la conquista, afortunadamente algunos estudiosos ejercieron su poder de convencimiento y lograron que la demanda continuara pero esta demanda estuvo de juzgado en juzgado, muchos se declararon incompetentes, que no era su área ni era su jurisdicción. A final de cuentas un juzgado auxiliar con sede en Culiacán, Sinaloa, ni siquiera en el Estado de Sonora, nos otorgaron el amparo de la justicia federal por no hacer sido previamente consultados, informados ni tomada en cuenta nuestra opinión para emitir el Manifiesto de Impacto Ambiental que permitía la construcción del Acueducto Independencia.

 

“Aun y cuando se nos otorga el amparo, la obra continua, tienen siete asuntos legales por resolver y sin embargo, el acueducto sigue trabajando impunemente con la afectación económica, política y cultural que representa esto para la Tribu Yaqui. No lo decimos para generar lastima o compasión sino porque es un foco de alerta, estamos viendo en el país como gran parte se está desboronando, pero también se está organizando para defenderse de cómo nos están tratando y el pueblo yaqui nunca ha dejado de defenderse y nunca va a dejar de hacerlo.

 

“Esto es lo que nosotros queremos manifestar porque ningún pueblo organizado en México quiere un estado de guerra, todos queremos la paz, queremos vivir, queremos generarle un mejor futuro a nuestros hijos y creo que la Tribu Yaqui es el mejor ejemplo de que la existencia se tiene que defender con la existencia misma. Nosotros estamos dispuestos a dar la pelea hasta lo último para poder seguir sobreviviendo en esa parte del mundo en que, según nuestros ancestros, fuimos elegidos y señalados para cuidar esa parte del mundo que está en Territorio Yaqui.

 

“Esta es la palabra que nosotros les traemos y simplemente decirles que hay un pueblo en Sonora que se niega a morir y que no está dispuesto a un despojo más, ya nos quitaron dos terceras partes de nuestro territorio, nos están matando el río y ahora nos están aniquilando como pueblo.

 

“Si esto permanece en el anonimato, también el silencio es cómplice y creo que la preparación, ética y moral de los medios de comunicación no puede permitir que esto permanezca en el olvido y oculto como lo han mantenido en el estado de Sonora, porque esto no nada más le está afectando al pueblo yaqui o al sur de Sonora, es un ensayo de lo que viene para todo el país, así lo entendemos y lo vemos.

 

“La Tribu Yaqui de sonora en coordinación con todos los pueblos indígenas de México estamos preparándonos para continuar con la defensa de los pueblos Wirakica, con los compañeros de Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Baja California y con gran parte del pueblo de México en donde están afectando directamente los territorios de los pueblos originarios de este México.”

 

BOCHABETIA

 

VER: AMPARO; SOLIDARIDAD CON LA TRIBU YAQUI; RESOLUCIÓN SCJN