Carta abierta a las y los estudiantes universitarios

A LAS Y LOS ESTUDIANTES DE LA UNAM

A LAS Y LOS ESTUDIANTES DE MÉXICO.

 

Este mensaje es para ustedes en un contexto como el presente, pero empezaremos hablando de nosotros, la Tribu Yaqui, porque es la forma de que escuchen nuestra voz desde el desierto de Sonora. Nuestra historia como pueblo indígena no es conocida por todos pese a nuestro origen, en las tierras del norte de México, mucho antes de la llegada de los españoles, quienes intentaron someternos por las armas y nunca lo consiguieron. Estamos en nuestro territorio mucho antes del Estado Mexicano, el cual desato una guerra de exterminio donde nuestros MAYORES fueron acechados, perseguidos, deportados y finalmente asesinados.

 

Las razones muchos las entienden pero también están ellos, que no quieren darse cuenta, y aun el día de hoy, por nuestra lucha contra el “Acueducto Independencia”, nos dicen barbaros, salvajes, que somos unos cuantos reacios al progreso, que no aprovechamos los recursos y los desperdiciamos porque somos ignorantes, que por ser indígenas nos merecemos ser discriminados, marginados y que dejando de serlo tendremos respeto, dinero, poder y cosas que no nos importan porque lo más importante para nosotros es el Territorio y el Río Yaqui; el agua, nuestra abuela, nuestro padre el sol y nuestra madre la luna y todo lo que nos entregaron a nosotros los Yaquis.

 

De nuestra historia hay libros realizados por investigadores forjados en las universidades y ellos han escrito de la resistencia de nuestra gente y de los abusos constantes hacia nuestra identidad y cultura. Una historia de tantas es precisamente de escuelas y educación, concebidas por el gobierno como la solución al llamado “Problema Yaqui”, una estrategia más del Estado para someternos, cuya lógica no fue tan distinta al exterminio, la deportación, la colonización y la ocupación militar impuesta, acciones todas presentes en nuestra memoria

 

Dicen por ahí, en esas historias, que fuimos “educados a balazos”, cuando iniciaron en 1935 los proyectos educativos de la SEP, destinados a la nacionalización e incorporación de la Tribu Yaqui a la cultura nacional, discriminando así nuestra cultura, la cual según ellos, debía desaparecer. Eso lo saben nuestros mayores y en estos momentos nosotros sabemos de nuevos insultos a nuestra gente: nuestros hijos llevan la insignia en sus uniformes del gobierno sonorense que más que “Nuevo” es el reciclado de los gobiernos genocidas del pasado, ese Nuevo Sonora que ahora nos quita el agua necesaria para nuestra sobrevivencia; A nuestros jóvenes les niegan sus becas y utilizan a supuestos maestros para dividir a nuestro pueblo y por otro lado, a nuestros maestros bilingües les niegan apoyos en su labor por fortalecer nuestra identidad.

 

Existimos por la lucha de nuestros mayores, quienes dieron la vida dentro y fuera del Territorio Yaqui. Nuestra autonomía es resultado de ello, pero es algo que seguimos construyendo y no pararemos de construir, aun y con los embates del capital y de los funcionarios del mal gobierno.

 

A nosotros se nos impusieron las armas para educarnos y el insulto aun sigue, acciones que tal vez ustedes desconocen por su reciente historia como población estudiantil pero en otros momentos, la mayoría de jóvenes defendieron esa palabra inserta en el reconocido nombre que da sentido a su propia existencia: AUTONOMÍA, la cual defendida por todos los universitarios representa para este país, sus pueblos y su gente la esperanza de jóvenes críticos de la realidad vivida todos los días, donde estudiar no es poder sobre los demás sino aportar conocimiento, donde estudiar no es ganancia sino satisfacer las necesidades básicas de la población, donde estudiar es un derecho histórico y no un objeto que se venda a quien pueda pagarlo.

 

Nosotros, la Tribu Yaqui, por el apoyo recibido por estudiantes de la UNAM y otras universidades, manifestamos nuestra gratitud y señalamos que si ustedes, con su tradición reflexiva y consiente, no son los primeros en manifestarse contra las políticas de segregación e imposición, el país será vendido en su totalidad, y la esperanza y confianza en la juventud universitaria serán palabras difusas en nuestro idioma indígena.

 

 

 

 

Atentamente.

 

Autoridades Tradicionales de la Tribu Yaqui

Pueblo de Vícam, Primera Cabecera del Pueblo Yaqui.

 

Guadalupe Olea Sombras

Gobernador.

Florentino Buitimea Yoquihua

Pueblo Mayor.

Ignacio Jiménez Flores

Capitan,

Hipolito Jiocamea Yoquihua

Comandante.

Mario Luna Romero

Secretario.