MANIFIESTO YAQUI AL PUEBLO DE MÉXICO

FEBRERO 2015

 

El Bebeje'eri (Maligno) muestra su doble cara para aparentar que es indestructible...

 

Mientras la digna lucha del pueblo yaqui sigue fortaleciendo sus frentes de batalla, el gobernador Guillermo Padrés y sus cómplices en el gobierno federal siguen simulando el cumplimiento de las leyes que juraron cumplir y hacer cumplir. Por un lado, exigen y presionan a los dirigentes yaquis para continuar un proceso de consulta condicionada a no suspender el Acueducto Independencia, en clara violación a lo ordenado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que en una de sus cláusulas mandata que en cualquier etapa del proceso de consulta, se podrá suspender el Acueducto en caso de detectar afectaciones al pueblo yaqui.

 

Esta situación ya se ha denunciado y puesto en evidencia sin que ninguna autoridad se haga responsable de tal omisión; más bien argumentan que primero se tiene que terminar la consulta para ver si eso es posible. 

 

Por otro lado, mantienen presión sobre la Tribu Yaqui con el fin de someterla a otro proceso de consulta que les permita implementar en Territorio Yaqui un nuevo mega-proyecto consistente en la construcción de un gasoducto.

 

Es así que mientras SEMARNAT sanciona tímidamente al gobernador Guillermo Padrés por retener y almacenar aguas nacionales en su presa particular, dejando sin abasto del vital líquido a poblaciones enteras a los que debiera privilegiar por encima de su interés personal por mandato constitucional; la SEMARNAT permite que se siga consumando día con día el despojo de importantes volúmenes de agua del Río Yaqui para trasvasarla al Río Sonora.

 

Esto lo justifican para compensar el faltante del agua que otros políticos y grandes empresarios (igual que hace Guillermo Padrés), le roban y niegan a la ciudad de Hermosillo, culpando de sus actos genocidas a los integrantes y sobrevivientes de un pueblo milenario como lo es la Tribu Yaqui. Por ello, contra los yaquis el gobierno de Sonora fomenta odio racial y criminaliza a la defensa amenazando y encarcelando a sus voceros.

 

Ante la falta de argumentos reales y válidos (legal, técnica y moralmente), el mal gobierno acude a la táctica de callar las voces que denuncian y exhiben sus actos de rapiña, logrando con ello el repudio de la mayor parte de la población sonorense, nacional e internacional, que ha roto el cerco mediático levantado para intentar ocultar sus criminales actos de despojo a los hermosillenses y al sur de Sonora.

 

Allí en el sur de Sonora sobrevive la Tribu Yaqui, la cual habita esas tierras desde tiempos inmemoriales.


-----------------------------------------------------------------------------------

 

NOTA: La presa particular de Guillermo Padrés se construyó a la par que se montaba el mal llamado Acueducto Independencia; usted saque conclusiones.


Por esto y más, las tropas de la Tribu Yaqui seguimos en la digna defensa de nuestro derecho a existir.

 

 

¡¡NÁMAKASIA!!



BRIGADAS DE DEFENSA DEL AGUA Y EL TERRITORIO DE LA TRIBU YAQUI