TEXTOS ENVIADOS Y PUBLICADOS EN APOYO A LA TRIBU YAQUI

Lamento no poder asistir a la manifestación pero les hago saber mi apoyo y solidaridad con la Tribu Yaqui, con los organizadores de esta manifestación y el esfuerzo realizado aquí en el DF. Estoy al pendiente y difundo la información para que conozcamos lo que está sucediendo. Adjunto un pequeño pensamiento.
Gracias

Habitantes de estas tierras, muchos de nosotros sin memoria, sin identidad, robada por quienes nos invadieron hace 500 años, y continúan haciéndolo, el plan de conquista continúa hasta hoy dejando la mayoría de nuestra gente sumida en la ignorancia, no permitiendo conocer sus orígenes. Hermanos Yaquis, desde que la tragedia llegó a estas tierras han sido ejemplo de coraje, de valor, fuerza y honor, nosotros, los llamados “mestizos” en realidad venimos de madres indígenas originarias de estas tierras, nuestra sangre, nuestra carne  fue dada por ellas, así que nosotros también somos indígenas no mestizos, hablo solo por mí, aunque el corazón me dice que ahora muchos como yo así lo sienten. Desde mi corazón hablo para ofrecer mis esfuerzos en la medida de mis posibilidades para contribuir a la lucha de la Tribu Yaqui por lo que es justo.

ED.
 

Hermanos Yaquis, aunque no puedo estar acompañándoles el día de hoy, les envío estas palabras como muestra de la solidaridad y respeto que la digna lucha de la Nación Yaqui me inspira. Su incansable lucha por la defensa del territorio, el agua, la cultura y la autodeterminación de los pueblos, es un ejemplo que nos enseña que la fuerza de nuestros pueblos está en la unidad y que por muy grande que el enemigo sea -esto bien lo saben ustedes- la organización y el espíritu indómito y aguerrido de nuestros pueblos, mil veces vencerá. 

 

Un fraterno saludo y todo mi apoyo y solidaridad para la Nación Yaqui.
ASR.

Entre las espinas del maguey y entre cerros,

D. F; 20 de junio-Ce Kalli /2013.

¿Por qué tendría alguien que callar su voz si a nuestra madre tierra es a quien defendemos?

¡Si nuestra Madrecita Tierra hablara, estoy seguro alzaría su voz para defender, dar lugar y dignidad a cada uno de sus hijos que vivimos sobre ella!

La tribu yaqui, mis hermanos y abuelos dando una lucha ardua y digna por el respeto de nuestros recursos naturales, de su patrimonio cultural e identidad, tras años de atropellos e intentos de los malos gobiernos por hacernos desaparecer. El día de hoy y más que nunca firmes, sin doblegarse ante los embates de este mundo neoliberal que se ha impuesto y amenaza con acabar con todo recurso natural mientras ríe viendo como muere la gente que en el pasado derramo su sangre para darnos un rostro y mantener vivo nuestro corazón, nuestra raíz.

Tras el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitido el pasado 8 de mayo del 2013, a favor de la tribu Yaqui, esta tiene todo el derecho a hacerlo valer, ya que el Estado mexicano de manera incompetente no respeta su propia ley, solo favorece a los empresarios.

Namakasia dicen nuestros mayores, firmes y sin doblegarnos el día de hoy estamos aquí para exigir respeto y reconocimiento hacia lo que somos, tomando una vez más en nuestras manos el destino de nuestra nación, las tribus Yaquis.

Gobierno, ¿cómo quieres que este país mejore, si tú estás de acuerdo con los explotadores?

Basta de seguir robándonos el elemento Agua, que si bien tal vez no terminara en transnacionales, si la roba CONAGUA para vendérsela a otros hermanos, cuando el agua es un derecho para todo ser vivo y no está a la venta.

Hacemos un atento llamado a las autoridades ambientales para que intervengan en este conflicto, de lo contrario sepan que responderemos a la altura, “para nosotros ya no habrá sol, ya no habrá muerte… excepto una cosa: el cumplimiento de nuestro deber, en el puesto que nuestros mayores designen, allí quedaremos, sepan que hemos de cumplir con este mandato divino”.

Sí, nosotros conocemos la heroica resistencia indígena, nosotros le damos vida, así como los Purépechas en Cheran, los Mayas, Tzotziles, Centalez, Choles y Zoques en Chiapas y Oaxaca, los Otomíes, Trinquis, Nahuas, Raramuris y Wirrarikas que desde sus lugares siguen en defensa de sus territorios sagrados, también todos nuestros hermanos indígenas en general.

Estamos enterados de la resistencia de las organizaciones sociales, como la llamada APO en Oaxaca, el MPG en Guerrero, el EZLN en Chiapas, la fuerza de la lucha Magisterial y Normalista en Michoacán, los grupos de autodefensa, estas policías comunitarias que están surgiendo en defensa del territorio y del pueblo.

Sabemos que en el D. F. también algo está pasando, quitando nombres y colores es una lucha por la dignidad, se va manifestando más y más, , el 1° de Diciembre, 1° de Mayo, 10 de Junio, ¿Cuál sigue?

¿Cuántos presos siguen?, ¿Debido a qué lucha?...

A llegado el momento de poner fin a la criminalización de la protesta social, los que luchan por el pueblo, Nosotros el día de hoy lo decimos, nuestra lucha es justa, defendiendo la tierra, el agua, el aire, la educación, la justicia, alimentación, nuestro derecho a alzar la voz, etc…

Mario Luna y Tomas Rojo no son criminales ni incitadores, ambos son portavoces del mensaje de un pueblo, los encargados de transmitir la palabra de nuestros mayores, y un ejemplo para nosotros sus hermanos de tierra.

Porque conocemos la vida, no temeremos la muerte. NAMAKASIA!!

La sangre es nuestro linaje.


A.

ELG.