TRIBUNA

Cuaresma Yaqui ‘Wáejma’

Primera de dos partes. Por María Trinidad Ruiz Ruiz

Esta ceremonia tiene una duración de 40 días que significan los días que fue perseguido Jesucristo. Es una de las fiestas más importantes y se realiza en los ocho pueblos de la Tribu Yaqui y en ella se representa la persecución, muerte y resurrección de Jesús; en especial esta festividad es de relevancia para la colectividad debido a que todos los compromisos adquiridos por unos e impuestos por otros se manifiestan ante la comunidad y se les persigna y compromete ante familiares y sociedad en general. Por consiguiente hablamos de un espacio donde se reproduce el patrimonio cultural: según García Canclini 1999 Se afirma que el patrimonio no incluye sólo la herencia de cada pueblo, las expresiones “muertas” de su cultura -sitios arqueológicos, arquitectura colonial, objetos antiguos en desuso-, sino también los bienes actuales, visibles e invisibles -nuevas artesanías, lenguas, conocimientos y tradiciones.

Cabe destacar que durante esta festividad la disciplina juega un papel esencial; los participantes directos son fariseos y caballeros. Mismos que tienen que ajustarse a la obediencia y abstinencia, por citar ejemplos: si tienen un cargo no deben ingerir bebidas alcohólicas, no pueden asistir a bailes, las parejas jóvenes no pueden salir agarrados de las manos ni acudir a la visita, los hombres no pueden mirar a ninguna mujer directamente a los ojos, si saludan solo rosarán la mano; en el caso de los niños no pueden andar corriendo ni gritando, en general la familia tampoco puede escuchar el radio en volumen alto y eso en una palabra es guardar respeto a la celebración, porque de no cumplir con estas normas o al caer en alguna falta, esta será merecedor de un castigo según lo establece la costumbre. Existen castigos como el realizado a una persona del pueblo de Pótam que golpeó a su esposa en semana mayor, ella tenía reciente una cesárea, al marido los fariseos le hicieron cargar una cruz de unos 50 kilos de peso y de unos dos metros de alta, esto durante toda la procesión; existe el mito de que todos los que han cargado la cruz como castigo no duran más de un año vivos, este caso me tocó personalmente saber de él en los años 80’s. y como dato extra le comparto que en cada pueblo hay una cruz de tamaño muy grande que se resguarda en cada una de las guardias tradicionales, recordándoles que son consideradas las segundas iglesias de la comunidad.

Los espacios donde se llevan a cabo las actividades del sábado de gloria y domingo de pascua durante la cuaresma yaqui son la iglesia /téo’opo/, enfrente de esta, a unos 250 metros se construye una enramada /Ramá/, llamada también resurrección y a un costado una cocina hecha de horcones, con paredes y techo de carrizo verde. Además un camino /konti bó’o/ que empieza enfrente de la iglesia. Dándole la vuelta a ésta, después de un giro, por donde están ubicadas 14 cruces hechas de mezquite que representan las caídas de Jesús durante el vía crucis. Este camino es por donde se efectúan las procesiones o los llamados /kontis/ los días viernes de cada semana de la cuaresma después del miércoles de ceniza.

La ceniza que se utiliza el día miércoles es de la palma bendita del año anterior y es llevada por las mismas personas de la comunidad, y simboliza el polvo en el que todos nos hemos de convertir cuando fallezcamos; ese mismo día aparece una fariseo, llamado /chapa-yéka yó’owe/ -fariseo mayor-, papel que tiene que representar durante tres años consecutivos. Lo nombran fariseo mayor ya que va al frente de los demás. Luego a la siguiente procesión se empiezan a presentar otros fariseos y así hasta llegar al total de ellos en el cuarto viernes de cuaresma, es importante saber que existen personas de la comunidad que viven o trabajan fuera y se programan cada año para participar desde el fin de semana en que se celebra el domingo de ramos que es el sexto conti o procesión.

Cada viernes por la mañana se hace el llamado para los que participan en la cuaresma directamente, autoridades tradicionales y religiosas, quienes conforman la organización militar y la comunidad en general. Como a las dos de la tarde deben estar reunidos los fariseos y caballeros en su recinto cada uno, de igual forma los maestros y cantoras en la iglesia para iniciar la procesión como a las tres de la tarde. El primer viernes aparecen dos fariseos, dos cabos y los caballeros, y se realiza en primer conti.

El segundo conti se realiza a las tres de la tarde y salen dos fariseos más y así sucesivamente se celebra el tercer conti, este día las autoridad religiosa y fariseos y caballeros se quedan en la iglesia, para salir muy temprano a la primera fiesta donde se llevará a cabo la velación del cuerpo de Cristo y en esta velación llegan más fariseos a integrarse, danzan los pascolas y fariseos es donde empieza la semana de la pasión de Jesucristo; en cada pueblo se participa de cinco a ocho fiestas y es la misma gente de la comunidad que prometió realizar la llamada fiesta de la pasión es prometida por tres años consecutivos y es toda una familia quien promete realizarla y los invitados especiales son los fariseos. 

El cuarto viernes, se lleva a cabo la procesión como a las cuatro de la tarde. Cabe mencionar que este fin de semana y entre semana los fariseos después de concluir cada fiesta de la pasión pasan con cada una de las familias y realizan una ceremonia para bendecir los hogares casa por casa donde se encuentra la cruz de mezquite y colocan la imagen religiosa y la familia los recibe colocando una cobija para que las imágenes no estén sobre la tierra y luego colocan la limosna (monedas), siempre con el pensamiento de aportar porque nunca saben si será su última vez que lo harán para la semana mayor: El dinero se junta para realizar la fiesta del sábado de gloria, pero antes de ésta se tienen que resguardar toda una semana después del sexto conti en su guardia de fariseo, que es el recinto tradicional y las personas que tienen el cargo de caballeros cuentan con otro recinto similar en cada uno de los ocho pueblos y para ello también juntan la limosna para solventar gastos de alimentación, gasolina para los traslados de gente a cortar leña, carrizo y construir así la enrramada donde se danzara y preparará la comida la semana mayor, sábado de gloria y domingo de resurrección.

Con esto queda claro que los chapayekas o fariseos yaquis no visitan ninguna casa que no tenga una cruz, por lo tanto no pueden ni andan en la ciudad, me parece pertinente comentarlo porque muchas veces ven a los fariseos mayos de Sinaloa que hablan, toman y corretean muchachas y como se desconoce se piensa que son yaquis y no lo son.

En este cuarto conti, es cuando la mayoría de los fariseos encuentran las vírgenes. Separan a los santos del cristo crucificado con las cantoras, verónicas y la autoridad civil y el cuerpo militar, las vírgenes van acompañadas de los angelitos y mujeres de la comunidad, los varones se adhieren a las filas de sociedad militar. A los dos bandos los separa una cuerda hecha de crin de caballo, el cual esta sujetado por los fariseos por los dos extremos y se van turnando en cada una de las estaciones del conti.

Después de la celebración de la fiesta de Domingo de Ramos, que se lleva acabo en la sexta procesión el cual cierra la primera etapa y comienza una segunda parte de procesiones las cuales se llevan a cabo los días jueves y viernes de la semana mayor y están dedicadas a los apóstoles y a la crucifixión y resurrección de Cristo.

 

ARTÍCULO EN:

http://www.tribuna.info/index.php?option=com_content&view=article&id=345800:N1P4&catid=74:acentos&Itemid=123