LA JORNADA

Semarnat, obligada a escuchar a los yaquis que rechazan acueducto

Deberá repetir estudio de impacto ambiental del proyecto

Ulises Gutiérrez Ruelas

Periódico La Jornada
Viernes 10 de mayo de 2013, p. 35

Hermosillo, Son., 9 de mayo.

 


Integrantes de la etnia yaqui deberán ser escuchados por la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat), la cual tendrá que realizar nuevamente un estudio de impacto ambiental para autorizar o denegar la operación del acueducto Independencia, de acuerdo con una resolución emitida por la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el miércoles pasado.

La SCJN resolvió que se repita el estudio de impacto ambiental elaborado en 2011, y que esta vez se tome en cuenta a los yaquis. Disidentes del gobierno tradicional indígena dijeron esperar que se detenga la operación del acueducto.

Tomás Rojo, vocero de la disidencia de la tribu yaqui, afirmó que sus compañeros confían en que el nuevo estudio demuestre lo que han denunciado desde 2010: que la extracción de 75 millones de metros cúbicos anuales de la presa El Novillo, en el río Yaqui, dejará a la tribu sin agua para sus cultivos y dañará el ecosistema.

Andrea Ulisse Cerami, abogado del Centro Mexicano de Justicia Ambiental, que apoya a los yaquis que se inconformaron ante la SCJN, dijo que en México se ignoran las opiniones de las etnias cuando se hacen obras de gran impacto, algo que la decisión de la corte podría ayudar a cambiar.

Asimismo, consideró positivo que la SCJN ordenara a la Semarnat reponer el estudio de impacto ambiental del acueducto de más de 130 kilómetros, que va del municipio de San Pedro de la Cueva hasta Hermosillo.

Ulisse Cerami dijo esperar que la Semarnat reconozca que se debe consultar a todos los indígenas del sur de Sonora sobre la extracción de agua del río Yaqui, sobre la cual tienen derecho desde 1940, cuando el presidente Lázaro Cárdenas ordenó reconocer sus derechos.

El secretario jurídico del gobierno estatal, Carlos Espinoza Guerrero, dijo que la resolución de la primera sala de la SCJN no implica parar el acueducto y confió en que el nuevo estudio de la Semarnat también concluirá que esta obra no daña el territorio de la etnia ni el medio ambiente.

Dijo que la obra ya lleva agua desde la presa El Novillo hasta Hermosillo y en unas semanas abastecerá a los 800 mil habitantes de Hermosillo.

 

NOTA EN:

http://www.jornada.unam.mx/2013/05/10/estados/035n2est