RELATORIA SEGUNDO FORO INTERNACIONAL DEL AGUA.

RELATORIA SEGUNDO FORO INTERNACIONAL DEL AGUA.

 

Las actividades del Segundo Foro Internacional en defensa del Agua iniciaron con la bienvenida a los pueblos indígenas nacionales e internacionales, a las organizaciones, observadores y asistentes por parte de la autoridad tradicional del Pueblo de Vícam, cabecera de los ocho pueblos de la Tribu Yaqui.

 

Se considero que una de la razón principal de la exitencia de la nación mexicana se funda en el hecho de tener una reglamentación sobre sus recursos naturales basada en su manejo y utilización como cualidades otorgadas a raíz de la independencia y enunciadas en la constitución, con ello, la posibilidad misma de la defensa ante quienes ven al agua, la tierra, la fauna, la flora y otros elementos de la naturaleza como negocios especulativos que impiden el desarrollo del país y sobre todo de sus pueblos indigenas asentados mucho antes de la colonización europea.

 

Se reconoce que la concesión de esos recursos de la nación, por ejemplo el agua, es particularidad del Estado siempre y cuando su misión sea para el mejoramiento de su población a traves de su consumo directo o bien, en la producción de insumos utiles para el uso, consumo  y disfrute de la población. Por lo mismo, todo acto que considere el agua y otros recursos estretegicos como mercancia es una violación a las leyes nacionales  e internacionales.

 

El agua así como otros elementos naturales debe ser valorado, no desde su redituabilidad monetaria sino como bien de la sociedad para su propio desarrollo, razón por la cual, CONAGUA, como entidad administrativa del agua violenta el articulo 27 de la constitución al definir su política de inversión y gestión a partir del valor monetario dirigida a la concesión de actividades y servicios que aumentan la redituabilidad monetaria de los concesionarios, tal críterio se ha utilizado para la construcción del acueducto independencia que afecta al sur de Sonora pero sobre todo a la Tribu Yaqui, lo que en el ambito nacional significa la perdida de soberania al dejar el agua en manos de empresas nacionales y extranjeras para la privatización de la misma.

 

Las acciones llevadas a cabo por el gobernador de Sonora,  están dirigidas no a gobernar sino a despoblar debido a que dichas obras del proyecto SONORA SI, esta enfocado a beneficiar a intereses financieron privados, la ejecución de tales obras, entre las cuales se encuentra el acueducto independencia significaran la derrota existencial de las poblaciones y comunidades indígenas y no indígenas. Es de considerar que hay otros proyectos que representan alternativas al problema del agua que responden a necesidades reales y no a las creadas para el beneficio de un sector que violenta los recursos de los pueblos.

Se considero que las acciones de despojo del agua y otros recursos no sólo se dan en esta parte del país, sino en un plan sistematico que afecta a otros pueblos y naciones indígenas, los cuales han sido divididos historicamente pero que en la actualidad han construido organizaciones comunitarias que representan ejemplos claros para continuar la resistencia contra el gobierno de Padrés y su intento por despojar de agua a los pueblos de la Tribu Yaqui.

 

La lucha de la Tribu Yaqui no se basa en el bien de unos pocos sino en el bien de la comunidad pues el territorio y el agua y otros elementos del territorio yaqui son de todos los yaquis y por lo tanto, todos tienen los mismos derechos sobre ellos. Pese a que dichos derechos han sido cuestionados negando la propia autoderminación reconocida por instancias legales nacionales y extranjeras, la Tribu Yaqui en conjunto con el pueblo y la tropa han respondido contra el despojo del agua y la división orquestada por el gobierno de Guillermo Padrés y por hacer valer el reconocimiento historico otorgando por decretos presidenciales.

 

Si bien, la Tribu Yaqui cuenta con derechos sobre la propiedad del agua y el territorio, las acciones de los gobiernos han impedido su desarrollo pues la Tribu Yaqui no ha sido beneficada con ninguna de las obras construidas en el cauce del río yaqui, por el contrario se han visto afectados como en la actualidad por el gobierno de Padrés quien intenta negarles el agua pese al derecho establecido.

 

El establecimiento de sistemas de gobierno diferentes a los desarrollados por los pueblos indígenas producto de la colonización de América ha impuesto políticas de exterminio en todo el continente, en Chile se llamo la pacificación de la Araucania, en Argentina la conquista del desierto y aquí en Sonora, la guerra del Yaqui, las cuales han sido actos de ocupación, toma … al margen del derecho que representan accion es sistematicas de despojo de los recursos naturales de los pueblos indígenas.

 

La existencia de los pueblos indígenas en estos territorios previo a la llegada de los colonizadores extranjeros, es motivo principal para que el derecho internacional reconozca a los pueblos indígenas como sujetos comunitarios a partir del desarrollo cabal e integro de esos derechos, de libre determinación y de gobierno tradicional.

 

La existencia del derecho internacional a favor de los pueblos , etnias y tribus indígenas, como la declaración de las Naciones Unidas respecto a los Pueblos indigenas en su articulo 28, es prueba del avance en la implementación de leyes destinadas a la reparación, restitución e indemnización de territorio y recursos naturales. Sobre todo por la titularidad que acredita como legitimos propietarios a los pueblos previos al establecimiento de colonias y estados nacionales. 

 

Se hace evidente que el avance en el derecho internacional corresponde a la lucha de los pueblos, etnias y tribus indígenas que nunca han renunciado a sus derechos sobre el territorio y agua, así como otros recursos necesarios para su existencia misma, derechos que siempre les han pertenecido y perteneceran por siempre y cualquier acto de ocupación y uso de tales recursos por parte del Estado debe fundamentarse en el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas, en caso de no ser así, se ha de considerar como acciones de despojo que atentan la vida material e inmaterial de los pueblos, etnicas y tribus indígenas.

 

 

GGVV.